NUCHA - Malbec Orgánico

 

Con Nucha comenzó todo.

Dueña original de los viñedos donde hoy se encuentra Bodega Araujo, dedicó su vida a la finca.

Su espíritu inquebrantable y sus ideales sembraron los principios culturales y filosóficos de la marca, que perduran hasta el día de hoy.

 

Composición: 100% Malbec

Origen: San Rafael, Mendoza, Argentina.

Añada: 2020

Altitud: 600 m.s.n.m.

Edad de viñedos: 15 años.

Conducción: Espaldera.

Suelo: Franco-Arenoso.

Poda: Tradicional.

Cosecha: Manual, en cajas de 20 kg.

Fermentación alcohólica: Levaduras seleccionadas, 25°, 20 días.

Fermentación maloláctica: Cultivo de bacterias lácticas seleccionadas.

Madera: Madera: 12 meses roble francés, tostado medio.

Capacidad de guarda: 10 años.

 

Alcohol: 14.2% vol.

Acidez: 5.32 g/L.

Azúcar: 5.2 g/L.

Aditivos: sulfitos (menos de 100 mg/l).

 

Notas de cata

Nucha refleja la intensidad de nuestros viñedos, de colores profundos, aromas intensos y buen volumen de boca.

Vista: Se observa un color rojo violáceo intenso, con destellos rubí, por el lento descenso de sus lágrimas podemos anticipar un vino untuoso y de buen cuerpo.

Nariz: Existe una armonía entre las notas amaderadas propias de su paso por roble francés, y una identidad varietal bien marcada, propia de nuestros malbecs, frutas rojas maduras, ciruela, frutilla, mermelada y las notas torrefactas, chocolate, café y tabaco, están presentes y se desglosan en capas según la temperatura y la aireación.

Boca: Es un vino amable, de entrada dulce, untuoso y de buena estructura pero sin aristas que incomoden su degustación.


Servir preferentemente entre 16º y 18° C.

 

Acerca de Bodega Araujo

 

Nuestro hogar está ubicado en el oasis de Villa Atuel, San Rafael, sur de Mendoza. Un paraíso natural deslumbrante, con una potencia fenomenal para ser la tierra de nuestras uvas.

Desde nuestros orígenes en el 2001 trabajamos en sintonía con nuestro entorno, poniendo todo en cada detalle del proceso. Estamos hechos del amor a nuestra tierra, que honramos haciendo el mejor vino posible, de la pasión por hacer un producto fantástico y puro, y del respeto a la comunidad que generamos.

 

NUCHA - Malbec Orgánico

$2.200 $1.870
NUCHA - Malbec Orgánico $1.870

NUCHA - Malbec Orgánico

 

Con Nucha comenzó todo.

Dueña original de los viñedos donde hoy se encuentra Bodega Araujo, dedicó su vida a la finca.

Su espíritu inquebrantable y sus ideales sembraron los principios culturales y filosóficos de la marca, que perduran hasta el día de hoy.

 

Composición: 100% Malbec

Origen: San Rafael, Mendoza, Argentina.

Añada: 2020

Altitud: 600 m.s.n.m.

Edad de viñedos: 15 años.

Conducción: Espaldera.

Suelo: Franco-Arenoso.

Poda: Tradicional.

Cosecha: Manual, en cajas de 20 kg.

Fermentación alcohólica: Levaduras seleccionadas, 25°, 20 días.

Fermentación maloláctica: Cultivo de bacterias lácticas seleccionadas.

Madera: Madera: 12 meses roble francés, tostado medio.

Capacidad de guarda: 10 años.

 

Alcohol: 14.2% vol.

Acidez: 5.32 g/L.

Azúcar: 5.2 g/L.

Aditivos: sulfitos (menos de 100 mg/l).

 

Notas de cata

Nucha refleja la intensidad de nuestros viñedos, de colores profundos, aromas intensos y buen volumen de boca.

Vista: Se observa un color rojo violáceo intenso, con destellos rubí, por el lento descenso de sus lágrimas podemos anticipar un vino untuoso y de buen cuerpo.

Nariz: Existe una armonía entre las notas amaderadas propias de su paso por roble francés, y una identidad varietal bien marcada, propia de nuestros malbecs, frutas rojas maduras, ciruela, frutilla, mermelada y las notas torrefactas, chocolate, café y tabaco, están presentes y se desglosan en capas según la temperatura y la aireación.

Boca: Es un vino amable, de entrada dulce, untuoso y de buena estructura pero sin aristas que incomoden su degustación.


Servir preferentemente entre 16º y 18° C.

 

Acerca de Bodega Araujo

 

Nuestro hogar está ubicado en el oasis de Villa Atuel, San Rafael, sur de Mendoza. Un paraíso natural deslumbrante, con una potencia fenomenal para ser la tierra de nuestras uvas.

Desde nuestros orígenes en el 2001 trabajamos en sintonía con nuestro entorno, poniendo todo en cada detalle del proceso. Estamos hechos del amor a nuestra tierra, que honramos haciendo el mejor vino posible, de la pasión por hacer un producto fantástico y puro, y del respeto a la comunidad que generamos.